Cuando coge la presión, empieza a echar el vapor, sin más, hasta que se le acaba el agua. ¡Ya me he quemado! ¿Qué hago?